Home / Opiniones / Lo$Anticipo$

Lo$Anticipo$

rodrigo-medina
¿Licitaciones al fin de mandato? Parece como si en el Gobierno buscaran dar la última tarascada.

Muy poco se puede agregar a la evidente incongruencia de que un subalterno absuelva a su jefe y menos a la kafkiana aberración de que alguien pida disculpas por una falta que dice no haber cometido.

Si bien a nivel federal hay mucha tela de dónde cortar “memes”, a nivel local no andamos muy atrás.

Espero haya notado ustedes, amables lectores, la pretensión del agonizante Gobierno de Rodrigo Medina de LICITAR obras a punto de irse. Y no son pocas: suman más de CIEN.

Ello cuando las finanzas del Estado operan con DÉFICIT (más de 6 mil millones de pesos) y adicionalmente les deben miles de millones de pesos a proveedores, incluyendo obras concluidas y no pagadas y que ni si quiera saben cómo le hará el nuevo Gobierno para pagar los aguinaldos ahora en diciembre.

Si no hay dinero, ¿cómo es entonces que lanzan –o pretenden lanzar–vmás un centenar de nuevos proyectos al cinco para las doce?

Una forma de interpretar esta evidente incongruencia está tomando tracción entre los analistas: ¡La última TARASCADA!

Es decir, al licitar y otorgar contratos de obracon el poco dinero que quede o que pidan PRESTADO generarán una oportunidad para otorgar ANTICIPOS a los ganadores.

Ustedes bien saben que en Nuevo León tenemos buenos y serios constructores, pero que también se ha tornado maña el que los mismos políticos, o sus amigos, formen constructoras para licitar y ganar obras (que luego subcontratan con las legítimas), las cuales luego con las famosas “aditivas” y otros trucos son infladas en su costo, repartiéndose éste en forma de moches entre quien otorga el contrato y quien se beneficia con él.

Otorgar contratos a poco más de un mes de IRSE para siempre (aunque no pocos pillines medinistas están encontrando acomodo con el decepcionante Adrián de la Garza y seguirán explotando la ubre presupuestal en Monterrey) pudiera ser ésta la receta para armar un “último reparto”. Una mordida al pastel de salida, un rasguño de despedida al presupuesto estatal, mediante los anticipos, como les decíamos.

Duplican, calcan o imitan de esta manera el esquema del Monterrey VI, por ejemplo, en el que aún no inicia la obra, pero que ya ha generado cientos de millones de pesos en compromisos económicos, tan sólo en “estudios” y COMISIONES de
corte financiero.

Todo lo anterior se deduce claramente que es el “modus operandi” de la administración de “Rodri” Medina gracias a la TRANSPARENCIA que ha reinado en el proceso de transición por el lado del equipo de colaboradores de Jaime “El Bronco” Rodríguez. Se aprecia gracias a la apertura empleada (la cual no se ha duplicado en Monterrey, ni en otros municipios) que en muchos temas la conducción del sector público estatal NO ES privilegiar el uso eficiente de los recursos ciudadanos, sino emplear pretextos para generarle GASTOS exorbitantes al Estado.

Este caudal de recursos es donde, presuntamente, medran los desvíos hacia los bolsillos de los malos funcionarios y sus cómplices. Claro ejemplo de lo anterior vienen siendo los más de SEISCIENTOS MILLONES DE PESOS gastados por el Gobierno del Estado en la “renta” de HELICÓPTEROS y AERONAVES. En este rubro hay cobros de facturas que se le pasaron al Gobierno –y fueron pagadas por éste– que evidentemente representan SOBRECOBROS exorbitantes, pues equivalen a mantener volando aeronaves 15 de las 24 horas del día, siete días de cada semana.

¿A qué horas los mantenimientos, con cuantas tripulaciones y hasta de NOCHE, haciendo qué?

Seguramente se emplea con esto una estrategia de inventar erogaciones para darle salida a recursos que luego se reparten los corruptos para beneficio personal.

Esto de licitar obras a ÚLTIMA HORA, aparentemente cae bajo este mismo esquema: siendo su único propósito aparente darle al VAMPIRO una agónica oportunidad de clavar el colmillo en la VENA de la hacienda pública.

Por lo mismo ¡NO DEBE PERMITIRSE! Que interponga el Gobierno entrante un recurso legal para impedirlo, pues tolerarlo equivale a fomentar una HERENCIA fatídica de corrupción y mayor deterioro a las finanzas estatales.

fricasé
El abogado dEl puEblo
fricase@elnorte.com

 

Ver también

Devoción y Corrupción

¿Es compatible la necesidad de perdonar con la lucha contra la corrupción? Cortesía // El …

Deja un comentario